Consultoría Empresarial 2017-06-28T04:41:38+00:00
Loading...

Consultoría Empresarial

Es mi forma de ayudar a las empresas a mejorar su rentabilidad y sus procesos, en este momento voy a detallar mi proceso en caso de que quieras mejorar tu negocio y empezar a crecer de manera integral tu empresa, sin morir en el intento, los pasos muchas veces los puedes tomar solo, dependiendo de tu experiencia pero para muchos de ellos requerirás el apoyo de especialistas, ya sean internos o de consultoría empresarial externa.

Pasos de la consultoría empresarial

1 Vamos a platicar acerca de tu negocio, con total confidencialidad, conocer su historia, tus objetivos al momento de crearlo, y las metas que deseas cumplir, es importante que en esta fase seas sincero y la información no sea desviada a fin de parecer que vamos mejor de que en realidad es.

2 Empezamos un plan de acción para realizar cambios en la empresa, empezando por lo más pequeño posible, al momento de hacer cambios en una organización no debemos caer en la falsa premisa de intentar arreglar todo al mismo tiempo (por que sencillamente no se puede, los seres humanos son fieles seguidores de sus hábitos, ya sean buenos o malos), al mover selectivamente una pieza a la vez, se podrá tener el máximo impacto con el mínimo de inversión y cambios, sin generar caos adicional al proceso de mejora.

3 Recorremos el camino de mejoras continuas con base a los objetivos planteados, corriendo de menos a más los procesos (o la falta de procesos).

4 Al final del día, una vez cumplidos los objetivos (O reajustados, de acuerdo a la consultoría y lo detectado dentro del diagnóstico), se procede a liberar el proyecto o volver a la casilla 1 para volver a realizar mejoras adicionales.

¿Qué pasa si no tengo todavía una empresa y deseo realizar mi propio negocio?

¡Mejor aún!, podemos empezar sin las ataduras a procesos ineficientes y poder arrancar en base a dos puntos: el análisis financiero y de mercado, junto con el análisis del propio emprendedor, muchas ocasiones cuando empezamos nuestro negocio, partimos de un conjunto errado de principios y desconocemos muchos detalles que son adicionales a la propia actividad del mismo.

En nuestra propia experiencia, normalmente los emprendedores son expertos de la parte técnica del negocio, es por eso que vemos a chefs poniendo restaurantes, abogados creando despachos jurídicos o mercadólogos creando agencias de marketing, sin embargo esta formación es insuficiente cuando salimos de nuestra área de experiencia y es en ese momento de que requerimos ayuda.

¿Por qué fallan la mayoría de los negocios?

Ignorancia

  • Sobre del negocio: Muchas veces somos expertos en el área de trabajo (por ejemplo un panadero que quiere poner una pastelería), pero no conocemos los detalles sobre mercadotecnia, negocios, finanzas, obligaciones fiscales, legales (sólo por mencionar los más visibles y fáciles de comprender). Además de no vincularnos con especialistas para cubrir nuestras propias carencias, en este punto te puedo ayudar de manera personal o vincularte a un especialista que te ayudará de la mejor manera posible.
  • Sobre del mercado: Queremos creer que existe un mercado para un producto o servicio ‘innovador’, pero desde que no fue una idea validada de manera profunda, por un estudio de factibilidad, un análisis de mercado o una proyección financiera, estamos persiguiendo cosas que sinceramente nunca llegarán a ser realidad.

Inexperiencia

  • Nula experiencia en la administración de personal: Admitámoslo, si queremos llegar lejos, necesitamos de un equipo a medida que un proyecto se hace cada vez más grande, se requieren de más colaboradores para apoyarnos a cumplir nuestra misión, sin embargo los primeros fichajes son de vital importancia, y normalmente los que más errados son al principio.
  • Elección Incorrecta de Socios: Un socio es alguien que debe responder por los problemas y disfrutar de los rendimientos de su inversión, muchas veces elegimos a nuestros amigos y familia, como socios, sin que nos aporten verdaderamente algo positivo y no nada más trabajo o capital, las riñas y separaciones de los socios pueden destruir una empresa altamente rentable.

Falta de un ecosistema de apoyo

  • Fatiga emocional: Poner una empresa en operación es una labor que desgasta al emprendedor y compleja desde el punto de vista emocional, más allá de las dificultades derivadas de la propia administración y operación del negocio, muchas personas hacen fracasar sus negocios de manera inconsciente, al no poder lidiar con la responsabilidad, sus socios, acreedores, clientes, proveedores y empleados, en este caso, te sugerimos formar parte del grupo de apoyo, e ir trabajando poco a poco estos temas.
  • La carencia de consultoría empresarial constante: Sin apoyo nunca llegaremos a las metas, es probable que en esta etapa del negocio no podamos conseguir un equipo de ensueño, pero si podemos aprender de quienes lo han logrado y obtener ayuda de profesionales destacados en su especialidad.

¿Qué puedo hacer?