La mayoría de las personas cuando buscan en Internet algún producto, invariablemente van a Google, por lo que aparecer dentro de las primeras opciones se vuelve una buena idea, si queremos comercializar nuestro producto.

Existen muchas técnicas para optimizar tu página web, pero básicamente debemos de hacerlo tomando en cuenta los siguiente puntos:

¿Las personas que estarán usando mi sitio, encontrarán lo que buscan?
¿Mi sitio frustra a mis visitantes?
¿Es lento mi sitio?
¿Tengo la información claramente clasificada?

Estas preguntas, nos permiten tomar un rumbo que no tendrá falla al momento de que estemos preparando nuestro sitio para el buscador, el buscador está diseñado para darle los mejores resultados a sus usuarios, por lo que debemos ponerlos a ellos primero antes que pensar demasiado en la parte técnica o en la mercadotecnia más sofisticada.

Recuerda los buscadores son fuentes de usuarios, que están buscando nuestro producto y vale mucho la pena aparecer frente a ellos.
Optimiza para las personas, que serán ellos quienes paguen tu producto

Ordena tu información de forma lógica (o al menos de una forma popular)
Facilita la información y preséntala de forma clara (Por ejemplo: teléfonos, nombres, direcciones y correos).
Ve que la información de la página tenga más protagonismo que el diseño de la misma.
Invierte en un mejor hospedaje para tener un sitio web rápido y asegúrate que la programación fue realizada pensando en la experiencia del usuario.
Evita todo aquello que pueda considerarse ‘accesorio’ – menos es más –
Analiza la intención de las búsquedas de las personas y adapta tu contenido a resolver sus problemas.
Instala Google Analytics y Google Search Console para ver el progreso y los puntos débiles de tu sitio web.
Por último, coordina tu comunicación – Texto, Títulos – para hacer fácil de entender el tema general de la página.

Espero estos consejos te sirvan para darte una idea, para guiarte que tomar en cuenta al momento de optimizar nuestra página para Google.